viernes, 17 de abril de 2015

Pandemonium - Lauren Oliver

TITULO: Pandemónium
AUTORA: Lauren Oliver
EDITORIAL: SM
TRILOGIA: Delirium
CALIFICACÍÓN: 3/5
LIBROS QUE COMPONEN LA TRILOGIA:
1.Delirium
2. Pandemónium
3. Requiem
SINOPSIS:
La antigua Lena ya no existe.
Yo la enterré.
La dejé al otro lado, tras una pared de humo y llamas.
Con Álex.
Ahora todo ha cambiado.
Quiero luchar por un mundo donde el amor no sea considerado una enfermedad.
Aunque no creo que pueda volver a enamorarme.
OPINIÓN PERSONAL:
 
Hola a todos, y bienvenidos otra vez a nueva entrada de “hundida en un mar de historias”.
Bueno, hoy les voy a comentar un poco sobre “Pandemónium”  la segunda parte de la trilogía “Delirium” de Lauren Oliver; primero que nada, la narración… es interesante la manera en que Lauren decidió narrar esta parte de la historia, ya que va mostrando fragmento de la vida de Lena donde la dejo en Delirium y fragmentos de su vida actual. Lo que nos sitúa en dos escenarios distintos a lo largo de la historia; y hace la lectura más interesante o aburrida dependiendo de quién lo lea.
Lamentablemente, y tengo que decirlo, me paso exactamente lo mismo que me paso con Delirium… ¿recuerdan que dije que el libro me parecía aburrido pero que el final me dejo con ganas de más? Bueno pues, si bien el anterior me aburrió, lo deje pasar por el hecho de que era introductorio a la trilogía, estaba muy bien narrado y me llamo la atención el final; pero curiosamente, este libro también podría verse así, ya que te explica la nueva vida de Lena… Bueno, no lo sé, la verdad es que empecé a leer esta trilogía con todas las expectativas y me decepciono bastante, puede mejorarse… si les gusto el primer libro este también les va a gustar 3/5

¡¡¡SPOILERS!!!

Por favor no sigas leyendo si no quieres conocer los hechos, a partir de ahora esto puede llegar a adelantar contenido del libro anterior; Y SIN DUDA ADELANTA CONTENIDO DE ESTE LIBRO.


 
“Vive libre o muere.
Cuatro palabras. Quince letras. Crestas, bultos, volutas bajo las yemas de mis dedos.
Otro dicho. Nos aferramos a él, y nuestra fe lo vuelve realidad.”
Lena ha huido a tierra salvaje, allí conoció a mucho “inválidos” y vivió con ellos, aprendiendo como sobrevivir y aprendiendo que puede haber un mundo libre; entre los nuevos personajes de destacan Raven y a Tack; quienes van a ser como sus padres; también esta Julian y bueno, luego más personajes…
Luego de aprender cómo manejarse en tierra salvaje y de hacerse la cicatriz falsa, como la tenía Alex, Lena se une a la resistencia de Nueva York junto con Raven y Tack, y como dice la sinopsis, su antigua vida ha muerto.
“Aparto de mi mente la pesadilla, sepulto mis recuerdos de Álex, de Hana y de mi antigua escuela, lo entierro todo, todo, todo, como me enseñó a hacer Raven.
Mi antigua vida ha muerto.”
Si bien su mente está en la resistencia, la supervivencia, y de más, ella sigue pensando en Alex, constantemente, no deja de ver su sombra, sintiéndolo a su lado, y lo ve detrás de la valla ensangrentado, con la certeza de que está muerto.
“Mis sueños son completamente diferentes a los que he tenido en toda mi vida. Están llenos de explosiones y violencia: sueños de piel que se derrite y de esqueletos calcinados hasta convertirse en restos negros.
Álex nunca volverá a mí. Me ha adelantado y ha desaparecido en el fondo del túnel. Se ha ido más allá.”
Luego de cruzar la alambrada, Raven fue quien encontró a Lena, a punto de morir en tierra salvaje, ella le dio la bienvenida a la tierra salvaje, la curo y la fue integrando poco a poco; se va dando cuenta de como son las cosas realmente, de lo importante que es amar, y sentir, y del claro muro que hay entre ambos lados.
“Pensaba que los inválidos eran animales; pensaba que me iban a destrozar con sus garras. Pero esta gente me ha salvado y me ha dejado el sitio más blando para dormir, me ha cuidado para que me cure y no me ha pedido nada a cambio.
Los animales son los del otro lado de la alambrada: esos monstruos que llevan uniforme. Hablan con voz dulce y suave, y mienten y sonríen mientras te rebanan el cuello.”
Raven era dura, joven, pero tuvo que atravesar circunstancias complicadas y término convirtiéndose en una especie de líder del otro lado de la valla, pero se cerraba mucho en sí misma y su dureza, a pesar de todo era frágil; al pricipio su relación con Lena era dura luego fue mejorando
“—Porque no es culpa tuya —me pone nerviosa no verle los ojos—. No puedes, no debes sentirte mal por esto.
Entonces se pone de pie, protegiendo la vela con una mano.
—Ahora estamos del otro lado de la valla —murmura con cansancio al pasar a mi lado—. ¿No lo entiendes? Aquí no puedes decirme lo que debo sentir.”
La resistencia había aumentado sus ataques; en Nueva York, Raven y Tack le dieron una misión a Lena: vigilar a Julian Fineman, una gran figura pública de las ASD (America sin delirium) eh hijo del presidente de la organización.
Ella se había infiltrado en la ASD y tenía a Julian en la mira, hasta que un día, los secuestraron los carroñeros,  ahí sus sentimientos empezaron a cambiar lentamente, al principio se mantenía dura
“Y así, tal cual, la risa restante me abandona como un golpe seco en el pecho. Me acuerdo de que Julián es uno de ellos: los zombis, los enemigos. Los que me arrebataron a Álex."
Al final de la historia, las cosas entre ellos van mejorando, y Julian está cada vez más indeciso, se va dando cuenta de que existe la posibilidad de un mundo diferente, y que no es necesariamente malo como le habían dicho
“–Julián –abro los ojos, luchando porque mi voz suene menos temblorosa –, no somos iguales. Estamos en lados diferentes. Eso lo sabes, ¿verdad? 
Sus ojos se endurecen un poco, son más intensos: incluso en la penumbra tienen un azul resplandeciente. Pero cuando habla, su voz sigue siendo suave y tranquila. 
–Yo ya no sé en qué lado estoy –dice.”
Bueno en fin… voy a ir acortando el asunto. Al final, cuando las cosas entre Julian y Lena empezaron a tomar otro rumbo, aparece Alex, vivo, y libre, y así es como termina la segunda parte de Delirium, espero que la disfruten
El mundo entero se cierra a mí alrededor como un parpado por un momento, todo se vuelve oscuro. 
Me caigo. Tengo los oídos llenos de ruido; una fuerza ha tirado de mí para meterme en un túnel, en un lugar de caos y de presión. Mi cabeza está a punto de estallar. 
Ha cambiado. Esta mucho más delgado y tiene una cicatriz que baja desde la ceja hasta la mandíbula. En el cuello, justo detrás del oído izquierdo, un pequeño número tatuado se curva en torno a la cicatriz de tres puntas que me llevo  creer, durante mucho tiempo, que se había curado. Sus ojos, que antes tenía un tono dulce como caramelo fundido, como almíbar, se han endurecido. Ahora son fríos, impenetrables. 
Solo su pelo sigue siendo del mismo color, esa corona castaña, rojiza, como hojas de otoño. 
Imposible. Cierro los ojos y los vuelvo a abrir: el muchacho de un sueño, el de otra vida. Un chico que ha regresado de la muerte.  
Álex.”



¿Te ha gustado esta entrada? si te ha gustado ¡Cuéntanos que opinas!
Tu opinión cuenta. Y no olvides seguirme para no perderte ninguna novedad, reseña, critica, libros y películas!!
Que tengan lindo día: Tini